CLAVES PARA CONECTAR EN 3, 2, 1

Una propuesta desde InSight ante la nueva realidad generada por los movimientos sociales, expresados a través de marchas, protestas y paros.

Independientemente de la tendencia política y de las diversas interpretaciones que se hagan del movimiento social y sus consecuencias, hay algo cierto para todos: la necesidad y el clamor de la gente por ser escuchada, por sentirse incluida y que sus necesidades, perspectivas, visiones y proyectos para el futuro sean integrados en la sociedad.

¿Cómo esta realidad ha afectado a las industrias?:

Los impactos de la protesta social en las organizaciones, específicamente en el sector industrial, se han reflejado de varias maneras:

En primer lugar, afectando las operaciones y la productividad, e incrementando los precios de la logística y las materias primas.

De otro lado, los actos violentos han perjudicado la seguridad de las empresas y sus empleados, generando un ambiente hostil para la operación y para iniciar o continuar las relaciones con la comunidad, debido al temor y desconfianza imperantes entre las partes.

Adicionalmente, se han incrementado las demandas y expectativas de las comunidades hacia el compromiso de las empresas; ya no es suficiente hacer inversión social, pues las necesidades sobrepasan cualquier proyecto puntual.

Claves para conectar en 3, 2, 1:

Cuando hablamos de 3, 2, 1, hablamos de las diferentes formas de ver, entender y aproximarnos las comunidades.

En 3, hablamos de la tercera persona, muchas veces tomado como el otro o eso, distante, caótico, cambiante, difícil de entender y, en ocasiones, amenazante.

En 1, hablamos de la primera persona, del yo, de mis intereses y de lo que quiero lograr.

En 2, hablamos del nosotros, de ese campo común, compartido, donde conectamos y sintonizamos, donde encontramos similitudes en medio de tantas diferencias, donde hallamos consensos. Y precisamente es para construir este 2, que van nuestras claves de manera que el relacionamiento se fortalezca en procura de lograr un gana-gana.

En nuestros anteriores blogs “La evolución del desempeño social en 3, 2, 1” y “Desempeño social desde el nosotros, sintonía y conexión”, están nuestras reflexiones ampliadas al respecto.

Ahora queremos hablar de las claves para conectar en acciones concretas:

 

Claves para actuar en 1:

  1. Decisión: las empresas tienen varias opciones frente a la realidad de hoy: por una parte, pueden ignorarla, resistirse o negar que tienen un lugar en la situación; o, de otra parte, pueden decidir conectar y sintonizar con el clamor de la sociedad, y tomar un lugar activo en la situación. Esta decisión por el nosotros, implica planeación, estrategia, disponibilidad de diferentes equipos y de recursos, y lo más importante, apoyo y respaldo de los líderes del negocio. En definitiva, la Decisión es una apuesta de todos los niveles de la organización.
  1. Aprovechar todas las herramientas y el conocimiento disponibles: Normalmente tenemos a disposición herramientas como información de líneas base socioeconómicas, censos, estadísticas, bases de datos y análisis de stakeholders. Tenemos también un paquete elaborado de políticas, procedimientos y estándares. Sin embargo, en situaciones de crisis entramos en modo reactivo, tendemos a buscar salidas rápidas para apagar el incendio, y olvidamos articular la información, los espacios y los estándares, porque realmente no tenemos tiempo para pensar más allá. Por eso es importante que esta articulación e integración de herramientas se haga en los tiempos de mayor calma. Me ha sucedido, como líder de equipos sociales, que en algún momento he realizado y pagado dos veces la misma línea base; y como consultora, me han llamado para hacer el mismo estudio que ya había hecho, porque a veces tenemos esa información solamente como requisito para el licenciamiento, pero no la tenemos presente como insumo para la estrategia corporativa.
  1. Un equipo social preparado para abarcar y contener el caos: Propender porque las relaciones al interior del equipo social, y de éste con otros equipos, sean sanas, haya coordinación y multidisciplinariedad. Tener un propósito claro que sea el pilar y el punto de referencia permanente. Las crisis nos dan miedo, nos sentimos amenazados como organización y como personas, las relaciones con las personas de la comunidad de vuelven tensas y estamos bajo estrés. Sin embargo, debemos ayudar a nuestros equipos a estar preparados ante las contradicciones, paradojas e incluso el absurdo y la incoherencia, y procesar de manera tal que rápidamente se conviertan en herramienta para interpretar la situación y atenderla asertivamente. Generar espacio en los equipos para descargar la intensidad de la crisis y el conflicto, y recargar energías. Esto se logra a través de coaching, capacitación, y de facilitación de espacios para la reflexión, para procesar el caos al interior y al exterior de la empresa.

 

Actuar en 2:

  1. Aprovechar el potencial del conflicto: Como seres humanos tendemos a evitar el conflicto. En las empresas buscamos prevenirlo y responder reactivamente cuando surge, para evitar que escale a puntos incontrolables. Sin embargo, hay sabiduría en el conflicto, pues es una señal de que algo no está encajando bien, de que hay inconformidad y de que la diferencia – que es normal – está escalando a un punto de mayor tensión. Esta tensión y el escenario que crea el conflicto, si logra ser contenido, manejado y orientado, es muy creativo y en él se pueden encontrar soluciones que en situaciones de calma seguramente no se encontrarían. Las soluciones rápidas a los conflictos tienden a no ser sostenibles en el tiempo, generando respuestas que producen efectos perversos para la organización. Ceder en reclamos inmediatos puede terminar por incentivar la generación de conflictos cuando alguna de las partes quiere ganar algo rápido. Por el contrario, explorar el conflicto, sus causas, sus manifestaciones y su núcleo, ayuda a generar soluciones que vayan a la raíz y que atiendan la necesidad real, que a veces no está en la superficie.
  1. Cultivar la empatía: esto implica retos importantes, como visibilizar las tensiones, las relaciones de poder y de superior/inferior entre la empresa y las comunidades; traer a la superficie la diferencia; hacer consciencia del privilegio, y disposición para que la relación con la comunidad supere los límites del objetivo del negocio, y sea una relación humana.

La empatía implica trabajar en las semejanzas, en los puntos comunes y en la capacidad de ponerse en el lugar del otro, de entender su perspectiva y verlo como un legítimo otro. ¿Cuántas veces no nos ha pasado que tenemos un conflicto con las comunidades, que incluso se torna personal y nos duele? O ¿cuántas veces no hemos salido de una reunión tensa y dura, pero al final nos estrechamos las manos porque sabemos que no es personal, solo negocios? Se trata, por tanto, de cultivar la empatía en todas nuestras interacciones.

  1. Crear espacios para escuchar y que no tengan que ver solamente con lo referente al negocio. Crear espacios para expresarse, para escucharse y hasta para desahogarse es vital para bajar las tensiones, aprovechar el conflicto y cultivar la empatía. Dedicar la atención plena a lo que las personas tienen para decir, sin tener que dar una respuesta corporativa, inmediata, simplemente darle el espacio legítimo al otro para expresarse y para sentirse escuchado e incluido.

El resultado esperado:  Ser catalizadores del desarrollo. Una de las grandes quejas de las comunidades es que las operaciones en su región no han traído desarrollo sino, en muchos casos, destrucción. Los réditos económicos y de todos los tipos se los llevan unos pocos, pero el desarrollo no se ve. En este punto, considero que la industria en general, y especialmente la minera y petrolera está entrando en un momento en el que debe replantearse su lugar, sin perder el núcleo del negocio que es la generación de ganancias. El lugar de las empresas está cada vez más al otro lado de la malla, fuera de sus instalaciones, como catalizador del desarrollo. La realidad es que las empresas tienen mayor capacidad de gestión que las comunidades locales (tienen mayores recursos financieros y humanos, infraestructura, contactos con el gobierno y otras instancias, etc). Bajo el modelo de enclave, en el que la operación está ahí para cumplir su cometido y ya está, estos recursos no se utilizan en toda su capacidad, y los resultados no se distribuyen en la comunidad. Pero bajo un modelo de catalizador o plataforma del desarrollo, el lugar de la empresa es ser el punto de conexión entre la comunidad y los estamentos a los que tiene acceso, usando la información sobre las poblaciones y el entorno de la que dispone, para generar movimiento en la región que no recaiga solamente sobre la espalda de una empresa, sino que movilice el sector.

Seguramente hay más claves, pero estamos convencidas de que las 6 que presentamos aquí ayudarán enormemente a conectar y a responder al clamor de ser escuchados, lo que se reflejará también en mejores relaciones con las comunidades, especialmente en tiempos de crisis.

InSight acompaña a sus clientes desde este enfoque, el de la sintonía y la conexión, para generar resultados eficaces y sostenibles, contundentes, de largo plazo.

Nuestros servicios cubren diferentes áreas que contribuyen al desempeño social con una visión integral:

  • Perspectiva: para entender el entorno. Esto cubre debidas diligencias, análisis sociopolíticos, análisis de riesgos e impactos, línea base socioeconómica, caracterización socioeconómica, entre otros.
  • Integración: Diseño de políticas, procedimientos y planes estratégicos en línea con altos estándares, para el desempeño social. También incluye capacitación y coaching a equipos. Así como mecanismos de integración de lo social en los procesos de planeación y toma de decisiones del negocio.
  • Entendimiento: Acompañamos y facilitamos procesos de relacionamiento con las comunidades, gestión de conflictos, implementación de mecanismos de participación ciudadana, consulta previa y otros procesos que buscan el entendimiento entre la empresa y la comunidad.

Conocemos las dificultades o demoras administrativas que se pueden presentar en las grandes empresas, por eso ofrecemos la posibilidad de tener a InSight a un Click, servicio al que pueden acceder a través de nuestra página para reservar el tiempo que necesiten con nosotros, en caso de requerir los servicios de manera inmediata, pagando el paquete que requieran.

Estamos para hacerle la vida más fácil a nuestros clientes y a las comunidades.

Un Comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *